Revista HR – Hostelería y Restauración
Revista HR – Hostelería y Restauración
King´s Buffets calidad e innovación
King´s Buffets aporta a la Hostelería conceptos y formas...
Arroz, un abanico de posibilidades
Ingrediente fundamental en numerosos platos de nuestra cocina mediterránea,...
Factores para el triunfo de un establecimiento en restauración
Esa es la eterna pregunta de cualquier restaurador. Tras...
Climatización de interiores
La climatización consiste en crear condiciones de temperatura, humedad y limpieza del aire adecuadas...

La accesibilidad podría recuperar, sólo a nivel nacional, 3.342.226 turistas que dejan de viajar por ausencia de servicios accesibles, reducir la estacionalidad y generar más de 100.000 puestos de trabajo sostenibles. La accesibilidad es garantía de seguridad y comodidad.

Es significativo cómo 3.342.226 turistas dejan de viajar por ausencia de oferta accesible para discapacitados y tercera edad, lo que supone una pérdida de competitividad para nuestra economía. Apostar por la accesibilidad permitiría recuperar estos turistas y reducir la estacionalidad, posibilitando la permanencia de puestos de trabajo, el mantenimiento de las cotizaciones salariales y un ahorro en los subsidios de desempleo. Todo ello se traduce en una mayor estabilidad para el sector. Una decidida apuesta por la accesibilidad integral generaría una estimación de 104.806 empleos, principalmente en servicios de transporte, alojamiento, restauración, comidas, bebidas y nuevas tecnologías.

Accesibilidad en el turismo

Invertir en accesibilidad 

Es importante invertir en accesibilidad, no sólo por una cuestión de justicia social, sino de rentabilidad, al ser la llave para incrementar el volumen de turistas, hacer frente a la estacionalidad del sector, así como generar puestos de trabajo sostenibles, que permitan incrementar los ingresos a trabajadores que, debido a la estacionalidad, se encuentran en situación de desempleo el resto del año.

Para poder realizar un turismo accesible integral, es necesario abordar con determinación algunos retos:

Construir una “cadena de accesibilidad” completa: a menudo, cuando hablamos de turismo accesible se piensa únicamente en la accesibilidad del lugar de destino. Sin embargo, en la planificación del viaje intervienen muchas fases, como la reserva online o en la agencia de viajes, el desplazamiento hasta el punto de salida, el acceso al alojamiento turístico y la vuelta al lugar de origen. La accesibilidad debe estar presente en todos los eslabones, pero existe gran desconexión entre ellos, siendo habitual que alguno presente carencias de accesibilidad. Todos han de ser accesibles y de calidad.

 – Contemplar a todas las personas (experiencias integrales): el desarrollo del turismo accesible en nuestro país se ha basado en la publicación de guías de viaje que incluyen destinos de viaje y servicios accesibles para personas con movilidad reducida. Sin embargo, estas publicaciones son meros inventarios de recursos que no contemplan las necesidades reales de las personas con otro tipo de discapacidades (sensoriales, intelectuales), por lo que resultan deficitarias al flaquear siempre en alguno de los eslabones.

Homogeneizar criterios de accesibilidad- creación distintivo oficial: no existe un distintivo único de turismo accesible en España, que tenga pautas homogéneas en las distintas adaptaciones. Como resultado, la oferta turística accesible no es fiable, la información es inexacta y revierte en continuas reclamaciones de los usuarios, que se ven obligados a llamar previamente para contrastar la información que han encontrado. El desconocimiento está detrás de estas situaciones y podría solventarse con unas pautas claras y rigurosas, recogidas en un distintivo  oficial único.

Accesibilidad en el turismo

Por ello para los arquitectos es necesario realizar estudios de diagnóstico de la accesibilidad en el Turismo, para comprobar las mejoras a realizar e implementar un sello de calidad de la accesibilidad homologado por las Comunidades Autónomas.

-Reducir los costes: habitualmente se sigue planteando la accesibilidad como un elemento excepcional. Se habla de “habitaciones adaptadas”, como si fuera un hito, en lugar de un elemento normalizado. Además, normalmente están ubicadas en hoteles de un poder adquisitivo alto, incrementando el coste que tiene que asumir una persona que quiera acceder a dichas habitaciones. También en la mayoría de los establecimientos hoteleros únicamente disponen de las habitaciones accesibles a las que obliga la normativa, incluso muchos hoteles si han realizado obras las ubican en los espacios menos atractivos (suelen ser interiores y lejanas) tampoco se utilizan con normalidad, cuando podrían ser muchas las habitaciones accesibles con pequeños cambios,  además de usarse para todos, al ser más cómodas y seguras.

– Accesibilidad como elemento normalizado y desapercibido: la accesibilidad de calidad pasa desapercibida, el objetivo de que pase desapercibida es simplificar la vida de todos, haciendo que los productos, servicios, espacios, comunicaciones y entornos sean más útiles para un mayor número de personas, con un coste económico adicional bajo o nulo y un diseño normalizado. El concepto de accesibilidad desapercibida se dirige a personas de todas las edades, tallas y capacidades y, con frecuencia, basta con introducir algunos pequeños cambios para hacer que un producto resulte más flexible y utilizable.

 

También te puede interesar…

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *